BTOM: qué es y cómo afectará a la exportación

Este 2024 está asociado a muchos cambios para el sector ganadero en España y para todas aquellas empresas que trabajan con productos de origen animal. Los empresarios que se dediquen a estos sectores tendrán que hacer frente al BTOM, una nueva fórmula aduanera relacionada con la exportación y la importación de productos de origen animal a las islas británicas tras el Brexit.

Este sistema, de implantación progresiva a lo largo del año 2024, está obligando a muchos de nuestros clientes a modificar sus protocolos de trabajo y a asumir nuevas pautas para asegurar la calidad de sus productos con etiquetas como el Certificado SAE y conseguir que lleguen al público inglés sin problema.

Como especialistas en el ámbito de la certificación agroalimentaria, en Traza estamos completamente familiarizados con el BTOM: te contamos qué es, cómo está afectando a las empresas nacionales del sector ganadero y cuáles son los plazos de implantación del nuevo sistema de exportación ganadera a Gran Bretaña.

Qué es el Border Target Operating Model (BTOM)

Traducido como «modelo operativo fronterizo», el BTOM es un protocolo de aduanas que ha implantado nuevos controles en el paso de productos de origen animal procedentes de la Unión Europa a Gran Bretaña de ahora en adelante.

El objetivo que persiguen desde las islas británicas es que toda mercancía de estas características que cruce el mar sea completamente segura para la población. Y, a la vez, conseguir que el Brexit no sea un impedimento para el comercio con países de la Unión Europea.

Lo que persiguen con esta nueva norma de obligado cumplimiento es que los comercios que operan habitualmente con Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte se adapten a un protocolo mucho más simple, directo y difícil de manipular, a la vez que se reduce el papeleo y se minimizan los costes.

Visto de este modo, el Border Target Operating Model se plantea como una ventaja para los ganaderos españoles, que únicamente tienen que pasar por el proceso de adaptación que supone la nueva norma aduanera y beneficiarse de uno de los mercados más interesantes del territorio occidental.

Qué implica este nuevo modelo

Reino Unido establece con el BTOM tres niveles de riesgo para los distintos productos animales o vegetales que llegan a sus fronteras. Así pues, lo primero que hay que hacer en este nuevo escenario es estudiar la mercancía que se exporta para saber a qué nivel de riesgo está adscrita: bajo, medio o alto. Esto dependerá tanto del país de origen como del tipo de mercancía.

Si el resultado de este estudio determina que el producto es de tipo medio o alto, entonces será necesaria la obtención de un certificado sanitario como el Certificado SAE, que acredita que el productor cumple con todos los mínimos de trazabilidad y sanidad en sus animales.

Además, a partir de una fecha determinada, las distintas regiones de Reino Unido fijarán una serie de puntos de entrada autorizados. Será solo a partir de estos lugares desde donde la mercancía podrá acceder al territorio inglés. El objetivo es que se establezcan puntos de control rutinario de gran precisión para elevar la protección de los ciudadanos.

Cuándo entra en vigor el BTOM

La normativa de certificaciones de exportación creada por Reino Unido entró en vigor el 31 de enero de 2024. No obstante, como toda norma que requiere cambios de funcionamiento para un gran volumen de personas y empresas, las exigencias se irán implementando de manera paulatina a lo largo de los próximos doce meses. Estas son las fechas clave que hay que tener en cuenta para no tener problemas en las exportaciones:

  • El 31 de enero de 2024 aparece la obligación de contar con la certificación sanitaria para productos de riesgo medio y alto. Los productos de riesgo leve no tendrán que estar asociados a ninguna notificación documental previa, siempre que el origen de los mismos esté en la Unión Europea.
  • Los puntos de entrada autorizados operarán a partir del 30 de abril de 2024. Hasta esa fecha, los productos podrán acceder a Inglaterra desde cualquier punto de entrada y podrán ser sometidos a controles aleatorios como ha venido siendo hasta ahora.
  • La exportación de animales vivos tendrá un margen mayor, debido a que el proceso de adaptación del protocolo de revisión de entradas es más complejo. En este caso, la fecha de obligación se retrasa hasta el mes de octubre de 2024. En esta fecha también se implantará la necesidad de presentar declaraciones sumarias en relación con la mercancía que se mande a Reino Unido.

Cómo afectará a la exportación de productos ganaderos

Aunque en un primer momento este tipo de certificado sanitario para la exportación de productos alimenticios pueda parecer una norma compleja y con muchas exigencias, tanto desde la Unión Europea como desde Reino Unido valoran este nuevo protocolo como una fórmula mucho más rápida, cómoda y fluida para trabajar en la exportación de productos de origen animal.

Una vez que los productores ganaderos se hayan adaptado a las exigencias del BTOM, se prevé que la fluidez de las exportaciones aumente, lo que será positivo para los ganaderos españoles y todas aquellas empresas que elaboran productos de origen animal.

Vicente de Pablos
+ posts

Vicente de Pablos es Licenciado y Doctor en Veterinaria y Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos.
Profesional especializado en el ámbito de la Seguridad Alimentaria y la Salud Pública