Que es el registro sanitario y para que sirve

Si tu negocio forma parte de la industria de los alimentos, sea de forma directa o indirecta, este artículo te interesará.

El gobierno reclama la inscripción en el registro sanitario de una gran cantidad de empresas del sector. Aquellas que no cumplen con dicha obligación son consideradas irregulares o clandestinas y corren el riesgo de ser cesadas por las autoridades.

¿Cómo puedes saber si necesitas tramitar el registro sanitario? Si ese fuera el caso de tu negocio, ¿qué requisitos debes de satisfacer para ser inscrito de forma exitosa? Sigue leyendo para averiguarlo.

¿Qué es el registro sanitario?

Su nombre oficial es Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (RGSEAA). Se trata de un órgano que opera en todo el territorio nacional bajo la supervisión de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Las empresas del sector alimentario están obligadas a inscribirse al registro sanitario. De esta manera, certifican que cumplen con los requisitos establecidos en el Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero.

Para qué sirve el registro sanitario y quiénes deben inscribirse

El registro sanitario permite a las autoridades proteger la salud y el bienestar de los consumidores y facilitar el control permanente de las empresas inscritas.

Esto incluye a las industrias y establecimientos que se dedican a la producción de alimentos y bebidas destinados al consumo humano; a la elaboración de envases, embalajes, materiales y sustancias que entran en contacto con los mismos y a operadores que realicen almacenamiento, distribución, transporte, envasado e importación de alimentos.

Por otro lado, las entidades sometidas a regulación por parte del registro sanitario se clasifican, de acuerdo con su actividad comercial, en industrias de elaboración, envasado, producción y transformación; de distribución y almacenamiento; y de importación de productos alimenticios provenientes de naciones fuera de la Unión Europea.

Como obtener un registro sanitario

La actividad de tu empresa determinará si debes solicitar tu incorporación al registro. Y una vez que hayas sido inscrito en el mismo, deberás mantener al tanto a las autoridades sanitarias sobre cualquier modificación en la titularidad y dirección física de tu empresa, en las características de tus productos y en los procesos de elaboración. También debes notificarles cuando suspendas la fabricación o venta de un producto para el que tenías autorización.

La solicitud se efectúa en la Administración de la Comunidad Autónoma que corresponda, cuyo personal se encargará de canalizarla a la Administración General del Estado.

Dependiendo de las particularidades de tu negocio, podemos distinguir entre varias modalidades de inscripción en el registro sanitario de empresas alimentarias y alimentos. Detallamos a continuación las más habituales:

  1. Inscripción en el registro sanitario para productos de origen animal.

Después de entregados los documentos correspondientes, un inspector oficial comprobará que las instalaciones y los procesos cumplen con los protocolos establecidos antes de que la empresa pueda empezar a realizar su actividad.

  1. Declaración responsable de inscripción en el registro sanitario para productos de origen no animal.

En este caso, a diferencia del anterior, los trámites son más rápidos en cuanto a inicio de actividad, ya que, en el mismo momento que se solicita la declaración responsable, el titular ya puede ejercer la actividad, independientemente de que posteriormente recibirá la visita de los inspectores para comprobar si sanitariamente cumplen la normativa sanitaria y deba hacer, en su caso, las correspondientes modificaciones o adecuaciones para continuar con la actividad.

  1. Inscripción en el registro autonómico de establecimientos alimentarios de venta directa al consumidor final.

Para supermercados, carnicerías, pescaderías, fruterías, panaderías, bares, restaurantes, cafeterías, hoteles, comedores escolares, comedores de empresas, hospitales, casas de celebraciones…

Esta situación se da para los comercios minoristas que deberán realizar una declaración responsable y podrán ejercer, como en el caso anterior, su actividad de forma inmediata, a la espera de la supervisión por parte de la autoridad sanitaria competente.

  1. Notificación de la puesta en el mercado nacional de complementos alimenticios y alimentos para grupos específicos de población (preparados para lactantes, alimentos para usos médicos especiales…) para su inscripción en el registro sanitario.

Para el caso de puesta en el mercado por primera vez de este tipo de productos, de fabricación nacional o de otros países pertenecientes a la Unión Europea.

Dependiendo del procedimiento de inscripción, podrías tener que entregar una fotocopia del NIF de la persona física o jurídica que solicita; una memoria técnica, es decir, un informe que contenga la descripción de tu empresa, productos, planos de las instalaciones y el etiquetado; y un documento del sistema de autocontrol que demuestre el cumplimiento de los requisitos en materia de seguridad e higiene en el manejo de los alimentos.

Es sumamente importante que estés siempre preparado para las revisiones de rutina, efectuadas de vez en cuando por la Administración. Tienen el objetivo de constatar el cumplimiento de las reglas de seguridad e higiene alimentarias.

En Traza te ayudamos a hacer la inscripción en el registro Sanitario . Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.