Certificado ecológico

Certificado ecológico: ¿qué sellos hay?

Con un consumidor cada vez más preocupado por la sostenibilidad y por conocer el origen de los productos que va a adquirir, el certificado ecológico cobra cada vez más importancia dentro del sector de la alimentación y la restauración.

Las eco certificaciones se encargan de garantizar que los alimentos han sido producidos de la forma más ecológica posible, sin usar productos químicos a modo de fertilizantes o pesticidas. Pero no todos los sellos ecológicos son iguales.

Tipos de certificados ecológicos

Sello ecológico de Agricultura Ecológica

La certificación de productos ecológicos procedentes de la agricultura y la ganadería se hace en Europa a través del sello conocido como Euro Hoja.

Certificado ecológico Euro Hoja

Regulado por la Comisión Europea, este sello acredita que los productores han cumplido al pie de la letra con los requisitos sanidad, respeto al medio ambiente y bienestar animal fijados a nivel europeo.

La normativa europea sobre productos ecológicos y certificación de éstos es una de las más exigentes a nivel internacional. Un alimento que cuenta con la Euro Hoja está en condiciones de acreditar que: es de calidad, se ha obtenido a través de un proceso de producción sostenible, al menos un 95% de sus ingredientes son ecológicos, ha pasado un riguroso control por parte de organismos públicos o privados y mantiene todas sus propiedades nutritivas, entre otras cosas.

Los productos que obtienen el sello de Agricultura Ecológica en Europa pueden utilizar la denominación tanto de producto ecológico (eco) como de producto biológico (bío).

Sello ecológico local

En España no es extraño que junto al certificado ecológico europeo aparezca el sello de certificación ecológica de alguna Comunidad Autónoma si los organismos de estas han sido los encargados de llevar a cabo el control de las condiciones que acreditan que un producto es eco.

La normativa europea permite a los Estados miembros optar por un sistema de certificación público o privado. En España 15 Comunidades Autónomas han elegido un sistema de certificación público, el resto se dividen entre un sistema mixto y un sistema basado en la certificación por parte de organismos privados.

Las entidades certificadoras, sean públicas o privadas, hacen un control exhaustivo y periódico para evitar que haya fraudes.

A modo de ejemplo se pueden destacar las siguientes entidades:

  • Cataluña: Consell Català de la Producció Ecològica (CCPAE).
  • País Vasco: Euskadiko Nekazaritza eta Elikadura Ekologikoaren Kontseilua (ENEEK).
  • Galicia: Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia.
  • Comunidad de Madrid: Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad de Madrid (CAEM).
  • Extremadura: Comité de Agricultura Ecológica de Extremadura (CAEX).

Igual que ocurre en España, en el resto de Europa los países también cuentan con su propio certificado ecológico a nivel nacional, encargado de acreditar que los alimentos cumplen con los requisitos sobre producción ecológica impuestos por la Unión Europea.

Certificaciones ecológicas internacionales

Fuera del ámbito europeo también existe una notable preocupación por conseguir un desarrollo más sostenible. En consecuencia, muchos países cuentan con su propia certificación ecológica.

En el caso de Estados Unidos tienen el certificado USDA Organics otorgado por el Departamento de Agricultura. Está reconocido tanto por Canadá como por todos los países que forman la Unión Europea.

La certificación Soil Association la emite una entidad sin ánimo de lucro que opera en Gales, Inglaterra y Escocia. No solo acredita la sostenibilidad de los alimentos, también interviene en otros sectores como el textil, la salud y la belleza.

La World Wildlife Fund (WWF) es la mayor organización independiente dedicada a labores de defensa del medio ambiente y la naturaleza. Tiene certificaciones específicas para cada industria. Por ejemplo, para los productos marinos usa la certificación MSC, mientras que para la carne de vacuno la certificación es la GRSB.

El incremento de entidades que pueden otorgar un certificado ecológico es una buena muestra de que el interés por la sostenibilidad no es una moda pasajera. Por tanto, para los profesionales del canal HORECA es fundamental usar productos con certificado eco para poder ofrecer la máxima calidad a los clientes.

Si necesitas este certificado de calidad alimentaria o un  certificado ecológico ponte en contacto con nosotros y te ayudamos