Los sellos de calidad en la industria alimentaria

Los sellos de calidad tienen su origen en la necesidad de las empresas de garantizar ante los consumidores que los sistemas de trabajo siguen normas rigurosas o que sus productos son seguros y cuentan con la suficiente calidad como para ser puestos a su disposición. 

En el caso del sector de la alimentación, existen diferentes sellos que ponen de relieve que los sistemas de producción cumplen con ciertos estándares y requisitos específicos de calidad. Como la Certificación ISO 22000, la Denominación de Origen Protegida o el IFS Food (International Featured Standards) o BRC (British Retail Consortium).

Qué es un sello de calidad alimentaria y para qué sirve 

Un sello de calidad es un distintivo que avala que un determinado servicio o producto se ajusta a unos criterios muy concretos de calidad. Para ello, el proceso de producción es sometido a un completo y complejo análisis por parte de una entidad independiente.

La obtención de los sellos de calidad alimentaria no es obligatoria para que los productos puedan llegar al mercado, pero cada vez son más las empresas que optan por evaluar y certificar la calidad de sus procesos y sus productos. 

La importancia de este instrumento es que aporta valor agregado a la marca frente a sus competidores, y le permiten destacar en el mercado. Además, las empresas y/o productos que obtienen esta certificación despiertan más confianza entre los consumidores y tienen posibilidades de obtener un mayor número de ventas que los que no cuentan con ella.

Tipos de sellos de calidad alimentaria

Los alimentos con sello son ya una constante en los mercados, porque certificar la calidad es un tema que cada vez interesa más a los fabricantes. Sin embargo, no todos los sellos son iguales, existen una amplia tipología. Entre ellos podemos destacar:

Sellos de calidad diferenciada

Constituyen un distintivo de autenticidad y acreditan que un alimento ha sido elaborado bajo unos estándares muy concretos. Dentro de este sello se puede distinguir entre:

  • Denominación de Origen Protegida. Garantiza que el 100 % de la producción del alimento se ha llevado a cabo en un paraje natural concreto. Esto le confiere unas propiedades que lo diferencian de otros productos en el mercado.
  • Indicación Geográfica Protegida. Certifica que, al menos uno de los procesos de producción, se ha realizado en una zona geográfica determinada.
  • Especialidad Tradicional Garantizada. Implica que el alimento se ha elaborado siguiendo un método tradicional.

Sellos de producción ecológica

Es muy habitual en alimentos como la carne y los quesos. Se trata de un distintivo que acredita que en la producción se ha evitado el uso de todo tipo de productos químicos.

Sellos ISO

La Organización Internacional de Normalización (ISO, según sus siglas en inglés) es una entidad independiente que ha establecido unos estándares internacionales para asegurar la calidad, la seguridad y la eficiencia de productos, servicios y sistemas.

Por lo que se refiere a sellos de calidad en alimentos, uno de los más importantes es la Certificación ISO 22000, que establece los requisitos del sistema de gestión de seguridad alimentaria. Un conjunto de medidas que permiten a las empresas que trabajan en la cadena de suministro de la alimentación controlar los riesgos. 

Qué garantías ofrecen los sellos de calidad en alimentos

Cada sello acredita unos parámetros diferentes, pero existen una serie de garantías comunes que se asocian al sello de calidad en el ámbito de la alimentación:

Calidad del producto

Estos instrumentos garantizan que el producto ha sido sometido a un proceso de producción sujeto a unos estándares muy rigurosos. Esto incluye desde la selección de las materias primas al proceso de fabricación y la realización continuada de controles de calidad.

Cumplimiento con estándares específicos de carácter religioso


Cada vez más, determinadas poblaciones optan por productos certificados Halal, Kosher

Seguridad alimentaria

Una buena parte de los sellos de calidad certifican que los alimentos se han manejado y producido de manera teniendo en cuenta que se han identificado y controlado los peligros que existen a lo largo de la cadena de suministro.

Sostenibilidad

Cada vez más sellos garantizan que el producto que llega a manos de los consumidores ha sido elaborado conforme a prácticas de comercio justo o prácticas agrícolas/ganaderas que son sostenibles y éticas.

Cumplimiento normativo

Con frecuencia, los sellos de calidad implican que los productos han sido elaborados siguiendo de manera escrupulosa las normativas y regulaciones que afectan a la industria alimentaria. Así se brinda mucha más confianza y tranquilidad a los consumidores.

Transparencia y etiquetado preciso

El procedimiento de concesión del sello de calidad incluye, con frecuencia, un examen detallado de las condiciones de etiquetado de los alimentos. Por lo que este instrumento también garantiza que a los consumidores les llegue información completa y transparente sobre el origen y composición del producto. 

El sello de calidad es garantía de que el producto es tan bueno y seguro como cabría esperar de él o como afirma ser. Sirve como instrumento que ayuda a los consumidores a tomar decisiones de compra informadas. Otra forma de reforzar la confianza del público es acreditando la total inocuidad de los alimentos.

Por eso, si necesitas asesoramiento en sistemas de calidad o un laboratorio de análisis de alimentos para verificar el cumplimiento de estándares de tus productos, nos tienes a tu disposición. 

Vicente de Pablos
+ posts

Vicente de Pablos es Licenciado y Doctor en Veterinaria y Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos.
Profesional especializado en el ámbito de la Seguridad Alimentaria y la Salud Pública