El Senado aprobó ayer la ampliamente demandada “Ley para la Defensa de la Calidad Alimentaria”

La nueva ley dará un tratamiento homogéneo a todos los operadores del sector agroalimentario, con independencia de su ámbito territorial.
Contribuirá a la unidad de mercado en el ámbito del control de la calidad y defensa contra el fraude alimentario, así como a la competitividad, transparencia y claridad del sector alimentario, protegiendo los derechos de los operadores de la industria alimentaria frente a la competencia desleal y estableciendo sanciones eficaces.
Incorpora y sistematiza otras formas e instrumentos de control, como la trazabilidad y el autocontrol, tanto de manera individual

Texto íntegro de la noticia