¿Qué es la histamina y cómo reducirla en alimentos?

La alimentación influye en gran medida en la salud y estado de ánimo. Si con frecuencia se sufren molestias como congestión nasal, migrañas, estreñimiento, alteración del sueño, fatiga, erupciones cutáneas, irritabilidad, e incluso padecimientos más severos como colon irritable o artritis, es posible debas reducir las cantidades de histamina en la dieta diaria.

¿Qué es la histamina?

La histamina es un compuesto que produce el organismo en forma natural y es esencial para mantener el adecuado funcionamiento del sistema nervioso y sistema digestivo.

Esta ejerce un efecto neurotransmisor y actúa eficazmente contra las reacciones alérgicas en el cuerpo. Los alimentos, ya sean de origen animal o vegetal también contienen histamina en diversas proporciones.

Ahora bien, cuando el organismo tiene niveles bajos de las enzimas encargadas de metabolizar este compuesto, existe intolerancia a la histamina o la función hepática disminuye, se produce una acumulación desequilibrada que provoca consecuencias perjudiciales para la salud.

Así que es conveniente reducir la histamina en los alimentos que se consumen.

Estos dos hechos no se deben confundir con la intoxicación por Histamina también llamada Escombroidosis.

Intoxicación por histamina en el pescado

Al consumir algunos alimentos que de forma natural son ricos en histamina (queso curado, fresas, tomate, entre otros) si no existe una intolerancia o disfunción metabólica como las mencionadas anteriormente no suele aparecer reacción alguna.

Por el contrario, si ingerimos alimentos en mal estado, o que no se hayan mantenido en condiciones adecuadas de refrigeración (rotura de la cadena de frío), la histamina puede estar presente en elevadas cantidades y provocar una seria intoxicación.

Los alimentos más sensibles a esta circunstancia son los pescados azules (atún, bonito, caballa) que en su composición natural son ricos en un aminoácido llamado histidina. Este aminoácido se convierte en histamina por la acción de las bacterias presentes en el alimento que se multiplican por dos causas principales, por manipulación antihigiénica del pescado o por no mantenerse el producto en condiciones de refrigeración, es decir, cuando se rompe la cadena de frío.

¿La histamina desaparece con el calor o congelando el alimento? NO. Es importante destacar que la histamina no desaparece con el tratamiento térmico ni tampoco con la congelación del alimento.

El pescado afectado puede tener sabor metálico o picante, pero su aspecto, color y textura suelen ser normales.

Los síntomas de esta intoxicación aparecen entre 15 y 90 minutos tras la ingesta del pescado en mal estado, y recuerdan a una reacción alérgica;

Uno de los síntomas más comunes es picor en la lengua. Si es así no debemos seguir consumiendo el alimento.

Puede aparecer enrojecimiento cutáneo (cara, cuello y tronco), sensación de hormigueo o quemazón en la boca, sensación febril, enrojecimiento conjuntival, picor, lesiones en la piel, náuseas y vómitos, diarrea, dolor abdominal, dificultad para tragar, dolor de cabeza, sed, palpitaciones e incluso hipotensión.

Habitualmente la afectación es leve o moderada y se resuelve espontáneamente en 8-12 horas, pero en ocasiones puede ser más grave, sobre todo en personas con patologías cardiacas y ancianos. En los casos más graves puede existir un cuadro con riesgo vital.

¿Como prevenirla?

La mejor forma de prevenir que los pescados azules presenten este problema, sobre todo en verano es:

  • Seleccionar lugar de compra y/o consumo en establecimientos con garantías.
  • En el caso de profesionales realizar un análisis de alimentos para cuantificar la cantidad de histamina en los productos. De esta forma se podrán detectar partidas de pescado que tengan elevadas cantidades de este compuesto, evitando su consumo.
  • Mantener la cadena de frío durante la compra/recepción, exposición, venta y transporte y hasta su preparación.

¿Cómo llevar una dieta baja en histamina?

La clave está en consumir alimentos que contengan cantidades bajas de este compuesto, para lograrlo lo más aconsejable realizar un análisis de alimentos.

Para aquellos consumidores que son especialmente sensibles a la histamina o presentan alguna intolerancia, pueden elegir el consumo de alimentos que contengan cantidades bajas de este compuesto.

Estas son las opciones que se pueden incluir en una dieta baja en histamina:

  • Frutas: albaricoque, cereza, melocotón, higos, sandía, melón, uvas, manzana, pera y coco.
  • Verduras:calabacín, apio, espárragos, lechuga, judías, pepino, alcachofa, zanahoria, endibia, coliflor y rúcula.
  • Carne fresca:pollo, ternera, cordero, conejo y pavo.
  • Pescados blancos:mero, calamar, trucha de río, merluza, lenguado, bacalao, sepia, lubina, dorada y rape.
  • Lácteos:leche de cabra o de oveja y queso fresco.
  • Legumbres:judías secas, lentejas y guisantes.
  • Otros:cereales, hortalizas, patatas, algas y yema de huevos.

Disminuye el consumo de alimentos ricos en histamina

Los alimentos con alto nivel de histamina son aquellos que contienen más de 20 mg de esta, y pueden alterar el proceso metabólico cuando se consumen con regularidad.

Es posible que muchos de los alimentos que se consumen diariamente sean ricos en histamina, por lo que reducir su ingesta o suprimirlos ayudará al organismo a mantenerse sano y equilibrado.

Algunos de los alimentos cargados de histamina son:

  • Espinaca
  • Tomate
  • Frutos secos
  • Carne de cerdo
  • Clara de huevo
  • Alimentos congelados y enlatados
  • Embutidos
  • Chocolate y café
  • Azúcares refinados
  • Mariscos
  • Quesos curados o azul
  • La cerveza y el vino blanco
  • Frutas cítricas, kiwi y aguacate
  • Garbanzos

 

Causas del exceso de histamina en el cuerpo

La acumulación de este compuesto en el organismo viene dada por distintas causas, siendo la más importante una alimentación poco saludable, rica en histamina.

Además, el uso de algunos medicamentos como antibióticos, mucolíticos, antidepresivos, analgésicos, relajantes musculares y calmantes también pueden provocar un exceso de esta molécula en el organismo, ya que disminuyen la capacidad enzimática para metabolizarla.

Otros factores son las bacterias y hongos como la candidiasis intestinal, o afecciones inflamatorias asociadas a la colitis, úlceras o duodenitis pueden intervenir activamente en el desequilibrio de histamina en el cuerpo.

Para ayudar al organismo a potenciar sus funciones no basta con hacer un cambio en la dieta, también es necesario incorporar hábitos saludables a la rutina diaria.

Consejos para eliminar histamina

Estos consejos serán claves para eliminar el exceso de histamina del organismo:

  • Reducir el consumo de estos alimentos

Además, de la lista que te mostramos con los alimentos ricos en histamina, una sugerencia es que evites el consumo de bebidas alcohólicas en general, el uso de vinagre de vino en la cocina y las frutas en almíbar enlatadas. Así mismo, se recomienda consumir con moderación postres ricos en gluten, ya que también poseen buenas cantidades de este compuesto.

  • Evitar ingerir aditivos

En su mayoría, los alimentos con altas cantidades de histamina también son ricos en conservantes y aditivos. Un punto importante es que estos componentes impiden la eliminación natural de esta molécula del organismo, por eso es recomendable realizar un análisis de alimentos a las opciones a incorporar a la dieta.

  • Cuidado con los procesos alérgicos

Las alergias desencadenan la liberación de histamina producida por el organismo, ya que es un mecanismo de defensa natural. Aunque es un agente beneficioso, esta liberación puede desestabilizar la proporción tolerada por el organismo.

Así que conviene prevenir el brote de reacciones alérgicas, en la medida de lo posible.

  • Beber agua regularmente

Además de incluir en la dieta diaria alimentos bajos en histamina, es aconsejable que ingerir por lo menos 8 vasos de agua al día.

De este modo, el cuerpo se mantendrá bien hidratado y lo que ayudará a eliminar el exceso de histamina de los tejidos corporales, facilitando su eliminación natural.

Reducir la histamina de los alimentos y llevar una vida saludable, son pasos claves para disminuir los niveles de histamina en el organismo.