Pescados que contienen mercurio

Pescados que contienen mercurio: recomendaciones de consumo

El pescado es un alimento muy saludable, pero tiene un gran problema: hay muchos pescados que contienen mercurio. Si bien es cierto que la contaminación por mercurio puede afectar a aguas no declaradas aptas para el consumo y a otros alimentos que hayan necesitado de tales aguas para crecer o vivir, los pescados con mercurio preocupan más.

¿Deseas saber por qué el pescado es el alimento con el que es necesario tener más precauciones con el fin de evitar intoxicaciones por mercurio o cuáles son los pescados que acumulan más mercurio y que, por tanto, solo se deberían consumir de manera ocasional?

Por qué debes tener en cuenta los niveles de mercurio del pescado

El mercurio es una sustancia tóxica y, como el resto de los metales pesados, es acumulativo. Esto quiere decir que no se excreta, por lo que pequeñas ingestas continuadas acaban teniendo el mismo efecto que una dosis elevada única.

En concreto, el mercurio es mutagénico, induce modificaciones en el ADN y favorece la formación de tumores. En los animales se suele acumular en forma de metilmercurio, una molécula orgánica que también es muy tóxica. Y, al no excretarse, va pasando de los animales que se encuentran situados en la base de la cadena alimentaria a los grandes depredadores, entre los que se incluye el ser humano.

El metilmercurio se acumula en las grasas, y en el caso del pescado aparece presente en sus formas más saludables, que son los ácidos grasos omega 3.

Los pescados con más mercurio son aquellos que habitan en aguas más contaminadas por este metal pesado y que, a la vez, se encuentran situados en un nivel alto de la cadena trófica.

Por tanto, a la hora de tener precaución con el pescado que se consume con relación al contenido de metales pesados se debe atender a qué especie de pescado se va a consumir o a ofrecer en un negocio de restauración, pero también a dónde fue capturado.

La lista de pescados con más mercurio contempla estos aspectos porque se conoce el estado de las aguas que habitan, pero también entre los considerados pescados bajos en mercurio puede haber sorpresas puntuales, en especial con los que proceden de agua dulce y con los que habitan cerca de zonas de vertidos que no cumplen la normativa medioambiental vigente en muchos países.

Se recomienda no consumir más de una vez por semana las especies de pescado con alto contenido en mercurio, mientras que los pescados bajos en mercurio pueden ser consumidos a diario si se desea, salvo aviso de contaminaciones localizadas.

Con respecto a los suplementos de aceite de pescado que aportan ácidos grasos omega 3, existen tratamientos industriales capaces de eliminar el metilmercurio que pudieran contener, por lo que basta con fijarse en quién es el fabricante y si ofrece o no esta garantía.

Cuáles son los pescados que contienen más mercurio

Hay especies como el atún rojo o el pez espada que son bien conocidas por sus elevados niveles de mercurio y deberían ser evitadas durante el embarazo y la lactancia, por ejemplo.

En general, los grandes pescados azules contienen niveles elevados o moderados de mercurio, mientras que las especies más pequeñas y los crustáceos de menor tamaño son más seguros. Recuerda que los bivalvos también presentan estos problemas de acumulación de mercurio.

Los pescados que no deberías comer más de una vez por semana son los siguientes:

  • Atún rojo.
  • Pez espada.
  • Tiburón.
  • Caballa.
  • Lucio.
  • El atún presenta niveles de mercurio elevados o moderados dependiendo de su hábitat. El atún blanco o el bonito del norte suelen ser algo más seguros.
  • Mero.

Pescados bajos en mercurio

  • Bacalao.
  • Sardinas. Es uno de los pocos casos de pescado azul sin mercurio o con muy poco.
  • Truchas y salmones. También son pescados azules, pero su cría en piscifactorías permite controlar la calidad del agua en la que habitan. Los salmones que se pescan cuando remontan los ríos para desovar suelen presentar bajos niveles de mercurio, excepto si existe contaminación en un río concreto por vertidos o por aguas subterráneas insalubres.
  • Abadejo.
  • Dorada.
  • Lenguado.
  • Cangrejos.
  • Gambas y camarones.

Comer pescado es muy saludable, pero hay especies que deben consumirse con moderación, o incluso evitarse durante el embarazo y en niños menores de 10 años: pez espada, atún rojo, tiburón y lucio.

Las especies consideradas seguras no están exentas de ser peligrosas en caso de contaminaciones locales por metales pesados, en este caso por mercurio, lo que hace tan importante la trazabilidad de los alimentos para poder detectar cualquier problema y, en caso de haberlo, retirar ciertos productos del mercado antes de lamentar daños importantes en la salud de la población.

En la Comunidad Europea, el pescado comprado en establecimientos o a proveedores autorizados es seguro, entendiendo que se conocen los niveles de mercurio que presentan.

¿Pero entonces, por qué se venden especies como el atún rojo? Porque su consumo esporádico no supone un riesgo para la salud en el caso de personas adultas.

Si necesitas un análisis de alimentos en pescados puedes ponerte en contacto con nosotros y te contestamos en menos de 24h laborables.