Bacteria E. coli

Bacteria E. coli: ¿cómo puedes prevenirla?

La bacteria E. coli es un microorganismo con el que convives a diario y que ya se describió en 1885, por lo que se conoce su existencia desde hace más de un siglo y desde entonces contamina a millones de personas todos los años.

Por suerte, la infección que produce no suele ser grave y el tratamiento en estos casos es muy sencillo, pero lo mejor es que hagas lo posible por evitar la infección.

Qué es la bacteria E. coli

Esta bacteria E. coli es un microorganismo que tienes de manera natural en tu intestino, y que de hecho, te ayuda a absorber los nutrientes.

Seguro que has oído mucho el término “cepa” debido al Covid. A diferencia de este virus, en el que todas las cepas son malas, la E. coli tiene cepas que son beneficiosas y otras que son dañinas para tu organismo.

Las que son perjudiciales son las crean las infecciones que hay que tratar con la ayuda del médico, aunque también hay algún tratamiento natural para la bacteria E. coli y hay quien dice que se puede eliminar la E. coli de forma natural.

¿Cuáles son los síntomas de la bacteria E. coli?

Los síntomas de la bacteria E. coli son muy similares a los de otras infecciones, aunque aquí se presentan problemas que te hacen ver que algo no va bien en tu estómago, sin olvidar que también puede haber E. coli en la orina.

Si te infectas, lo normal es tener fiebre no muy alta, dolor de estómago agudo, vómitos y diarrea que incluso puede contener sangre .

Cuáles son las causas de contagio

La E. coli siempre se contagia a través de las heces y de todas las maneras de infectarte la más común es a través de los alimentos.

Alimentos contaminados

Se sabe que la causa principal de contagio de la bacteria E. coli es la ingesta de alimentos contaminados, algo que deberás tener muy en cuenta en tu empresa
alimentaria, bar o restaurante.

Estos alimentos pueden venir contaminados de origen, aquí no puedes hacer nada, o los puedes contaminar tú o tus empleados al manipularlos, de manera que siempre tienes que extremar la higiene cuando preparas algún producto o plato.

Visitar una granja o un zoo

Es causa de contagio es muy común en niños. Tocan a los animales, en especial si van a una granja, y luego se tocan la boca sin haberse lavado las manos.

Beber agua contaminada

Nunca debes beber de ríos y arroyos sin haber tratado  el agua con una de esas pastillas que puedes encontrar en la farmacia. Esa agua tan clara puede estar contaminada por la bacteria E. coli por las heces de los animales que van a beber.

Jugar con tu perro

Otra forma común de que una cepa perjudicial de esta bacteria acabe en tu estómago es jugar con tu perro, el cual lo huele y lo chupa todo, por lo que es mejor que después de jugar te laves bien las manos y que no dejes que te lama.

Consejos de prevención de la bacteria E. coli

En los establecimientos de hostelería hay varios consejos que puedes seguir para prevenir la E. coli, aunque ante la más mínima duda lo mejor es que retires el producto y lo lleves a un laboratorio de análisis de alimentos .

La higiene de manos es fundamental

Lavarte las manos es el mejor consejo que te podemos dar para que evites que la E. coli aparezca en tu restaurante. Siempre que manipulemos alimentos, toquemos una caja, una puerta, etc., hay que lavarse las manos.  

Evitar la contaminación cruzada

La contaminación cruzada se produce cuando manipulas un un elemento, objeto o alimento contaminado y haces lo mismo con otro “limpio” sin haberte lavado las manos o usando los mismos utensilios.

Siempre que sea posible, tendremos separados los productos cocinados de los crudos, y usaremos distintos cuchillos y tablas para trabajar con ellos.

Usar un termómetro para la carne

Una de las maneras de terminar con la E. coli es cocinando bien los alimentos. Para ello, en especial con las carnes que se suelen dejar más crudas por dentro, puedes usar un termómetro de los que se clavan en los alimentos y te dicen la temperatura interior.

La bacteria E. coli es un problema que puedes tener en tu establecimiento, provocando la intoxicación de tus clientes. Para evitarla lo mejor es que extremes las medidas de higiene con el fin de evitar la contaminación cruzada y comprar solo a proveedores fiables con Registro Sanitario