La Xylella Fastidiosa: aspectos básicos y novedades

Desde que se confirmara la primera entrada de Xylella fastidiosa en Europa el pasado octubre de 2013, han ido en aumento las alertas que se relacionan con esta bacteria.

La Xylella fastidiosa, que se transmite por la picadura de insectos chupadores, afecta a cultivos muy importantes dentro del país, como son los cítricos, vid, almendros, melocotoneros y otras especies ornamentales, provocando en estos la seca de hojas y ramas y, muy rápidamente, la muerte de toda la planta. Es muy complicado detectar aquellas plantas afectadas por la xylella ya que no presentan ningún síntoma.

En 2015, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) aprobó el Plan de Contingencia Español para evitar la introducción y propagación de la bacteria en España. Tras meses de trabajo, en noviembre de 2016 se descubrió un brote en Baleares.

En estos últimos meses se ha indicado como zonas de riesgo al Noroeste, el Altiplano y la huerta de Murcia, dada la sequía y las altas temperaturas que están viviendo los territorios. Ante esta situación, las respectivas autoridades han puesto en marcha distintas medidas para afrontar los peligros latentes.

En la Región de Murcia se han tomado más de 200 muestras en plantaciones que mostraran señales de estar afectados por xylella fastidiosa y en otras que no, además de intensificar los controles en un 300 % por encima del exigido por la Comisión Europea desde el primer foco de 2013.

Para más información sobre cómo actuar frente a esta situación de riesgo, puede consultar con nosotros a través de info@traza.net o revisar el plan de contingencia del MAPAMA.

 

Aspectos básicos sobre Xylella Fastidiosa – Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca (Región de Murcia)