Alergias e intolerancias Alimentarias

Alergias alimentarias vs Intolerancia alimentaria

Aunque en ocasiones pueden presentar síntomas parecidos, las alergias alimentarias y las intolerancias alimentarias se producen por causas diferentes y su gravedad tampoco guarda relación.

El único punto en común, además de problemas gastrointestinales y posibles manifestaciones cutáneas, es que ambas deben ser diagnosticadas por un médico.

Las alergias alimentarias pueden ser mediadas por IgE o no

En todas las alergias entra en acción el sistema inmunitario, que reacciona contra un alérgeno o antígeno inofensivo, como si de una amenaza real se tratara. Este elemento desencadenante suele ser una proteína o una lipoproteína.

Podemos morirnos por ingerir trazas de un alimento al que seamos alérgicos, o incluso por el contacto a través de la piel o por inhalación de vapores, mientras que ese mismo alimento no supone peligro alguno para alguien no alérgico.

Se habla de la presencia de trazas de un compuesto cuando éste se encuentra en concentraciones muy pequeñas pero está presente. Unos autores hablan definen como trazas las concentraciones inferiores al 0.1% y otros defienden que el valor a considerar es el 0.01% en masa.

En la mayoría de las reacciones alérgicas, sean del tipo que sean, el cuerpo intenta defenderse del supuesto peligro elevando los niveles de un tipo de anticuerpos llamados inmunoglobulinas E (IgE). Existen, no obstante, casos de alergia no IgE mediados, también con las alergias a alimentos.

 

Las reacciones alérgicas mediadas por IgE son más rápidas y peligrosas, experimentándose los síntomas de alergia al cabo a de unos minutos o hasta dos horas desde la ingesta del alimento o el contacto por la piel. Cuando las IgE intervienen en los procesos inflamatorios de una reacción alérgica es cuando puede presentarse la anafilaxia, cuyo caso más grave es el shock anafiláctico, que desemboca en la muerte del individuo salvo que sea rápidamente inyectado.

Los síntomas de alergia alimentaria pueden incluir todo tipo de problemas gastrointestinales, eccemas cutáneos, hinchazón, hipotensión, problemas cardíacos e incluso, obstrucción de las vías respiratorias en caso de shock anafiláctico.

Las alergias alimentarias se diagnostican con tomas controladas del alimento en un hospital y analítica de sangre posterior o mediante ensayo y error con dietas de exclusión estricta. Las baterías de pruebas de alergia por contacto pueden dar una pista, aunque no todos los alérgicos a un alimento presentan reacción por contacto o por inhalación.

Evolución de las alergias alimentarias

Salvo en el caso de ciertas alergias diagnosticadas en bebés, que pueden llegar a solucionarse con unas pautas muy controladas de alimentación, una vez se manifiesta una alergia alimentaria se será alérgico toda la vida y, con cada contacto con el antígeno, la reacción alérgica puede acentuarse. Por eso es imprescindible la exclusión total del ingrediente en la dieta, siempre.

Alergias Alimentarias e intolerancias Alimentarias

Qué es una intolerancia alimentaria

Las intolerancias alimentarias se deben a bajos niveles de ciertas enzimas.

Para romper las moléculas grandes de los alimentos en otras que puedan atravesar el intestino, el organismo usa ciertas enzimas. Cuando no producimos la enzima específica para la digestión de un ingrediente como la lactosa de la leche (un azúcar) o el gluten del trigo (una proteína), o no somos capaces de producir la cantidad suficiente, se habla de intolerancia alimentaria.

Como consecuencia de la falta de estas enzimas específicas, la pared del intestino delgado se va dañando y atrofiando, lo que produce síntomas que pueden confundirse con los de una alergia alimentaria no mediada por IgE.

Pero, en el caso de las intolerancias alimentarias, la ingesta del alimento jamás producirá una muerte inmediata. Si se repite en el tiempo sí puede causar malnutrición o adelgazamiento, acompañado o no de otros síntomas como cefaleas, aunque no es mortal.

Existen grados de intolerancia. En los casos severos se impone una dieta de exclusión estricta, como si de una alergia se tratara. Pero, dependiendo de las enzimas deficitarias y de la gravedad o no de la sintomatología, hay intolerantes a determinados alimentos que pueden despreocuparse de la contaminación cruzada ingiriendo esas enzimas que les faltan antes de cada comida sospechosa. No sucede lo mismo con los alérgicos.

Las intolerancias alimentarias se diagnostican mediante biopsia del intestino delgado, ensayo y error con dietas excluyentes o, para determinados alimentos, ingiriendo una elevada cantidad del mismo en un hospital y tomando lecturas de la sangre o del aliento.

No confunda una dispepsia causada porque un alimento le siente fuerte con una intolerancia alimentaria y no retire jamás un grupo alimentario si un médico no se lo ha prescrito, pues puede tener serias complicaciones.

Alimentos causantes de alergias y de intolerancias alimentarias

Podemos ser o volvernos alérgicos a cualquier alimento, por sus proteínas o moléculas con partes proteicas. Leche, huevos, frutos secos, pescados y mariscos o ciertas frutas como las fresas son los alimentos que producen alergias con más frecuencia.

Las intolerancias alimentarias también pueden sufrirse con casi cualquier alimento, en ocasiones los mismos que pueden causar alergias como es el caso de los lácteos. La lactosa, el gluten de los cereales o la histamina que produce nuestro organismo son las moléculas involucradas con más frecuencia en casos de intolerancias alimentarias.

Muchos alérgicos a ciertos alimentos y los intolerantes a los mismos debemos compensar carencias con suplementos o aumentando el consumo de otros productos.

Es importante contemplar las normativas sobre alérgenos.

En este sentido, el Registro Sanitario en Murcia es muy claro con respecto a la información que hay que otorgar a los clientes y usuarios de los diferentes servicios. Aparte de eso, no consiste en realizar análisis de alimentos o análisis de aguas, ya que no podemos erradicar las proteínas que generan la alergia.

Una correcta indicación y manipulación de los alimentos es la garantía para no hacer que nuestros clientes pasen un mal rato.