Qué es la listeria o listeriosis

Qué es la listeria o listeriosis y sus graves efectos para la salud

La listeria o listeriosis es una enfermedad infecciosa seria, causada por la bacteria Listeria monocytogenes.

De baja morbilidad, es decir, se puede llegar a ingerir alimentos contaminados y no infectarse, su mortalidad ronda el 30%.

En algunos pacientes, la tasa de mortalidad afecta hasta a un 70% de los infectados y puede ser motivo de complicaciones severas, por lo que es de vital importancia insistir en la higiene y prevención, así como realizar los análisis de alimentos que indica la ley, o incluso ser más recelosos con ciertos alimentos como los quesos elaborados con leche no pasteurizada.

Qué es la listeria o listeriosis

Síntomas y diagnóstico de la listeriosis

Los síntomas de listeria varían dependiendo del tipo de paciente infectado.

– En personas inmunodeprimidas, la enfermedad cursa con fiebre dolores musculares, rigidez de cuello, mareos o vértigos y posible confusión o desorientación. Las bacterias patógenas se diseminan por el torrente sanguíneo (septicemia) y pueden llegar a producir meningitis.

– Las mujeres embarazas que se infectan con listeria suelen manifestar la enfermedad como una gripe o virus difuso, que puede no ser tenida en cuenta. Pero este grupo de población, debido a la listeriosis, pueden sufrir aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro o transmisión de la enfermedad al feto, que es potencialmente mortal en neonatos.

– Las personas adultas, sanas y no ancianas no suelen infectarse con listeria y, en caso de hacerlo, la infección cursa como un cuadro de gastroenteritis, porque la bacteria no consigue pasar a la sangre.

– Los pacientes ancianos son otro grupo de riesgo si se contagian de listeriosis. En ellos sí se suele producir infección diseminada a otros órganos o al torrente sanguíneo y, dependiendo de la zona afectada, habrá mayor o menor posibilidad de muerte.

La listeriosis se diagnostica mediante un cultivo de sangre o de líquido cefalorraquídeo.

Pero es una enfermedad que tarda varias semanas en manifestarse, de ahí la importancia de la prevención.

Prevención: alimentos de alto riesgo, higiene en la manipulación y cómo evitar contaminaciones cruzadas

La mayor parte de las infecciones por listeria se deben al consumo de alimentos contaminados con unidades formadoras de colonias de la bacteria patógena.

Se trata de un microorganismo que se encuentra presente de manera natural en determinados alimentos, como es la leche no pasteurizada y sus derivados, y que se instala con mucha facilidad en otros como frutas y verduras crudas, y con menor frecuencia en carne poco cocinada o en embutidos.

El frío ralentiza la reproducción de las bacterias en caso de haberlas, por lo que todo alimento proclive a presentar Listeria monocytogenes debería conservarse siempre en frío.

Un ejemplo es el melón, inofensivo si no está contaminado. Debería manipularse con las manos limpias, como cualquier otro alimento, cortar la porción que se vaya a consumir en el momento e introducirlo en la nevera.

El cuchillo empleado para cortar melón debería lavarse antes de que se emplee con otro alimento, de manera parecida a cómo se manipulan alimentos cuando puede haber un alérgico entre los comensales. Lávese siempre las manos después de manipular cualquier alimento crudo.

En los cultivos, la bacteria de la listeria suele transmitirse mediante aguas contaminadas que se emplean para regar.

Si tienes una empresa que trata o manipula alimentos podemos hacerte un Análisis de Alimentos para descartar posibles intoxicaciones poniéndote en contacto con nosotros.

Algunas entidades como el Registro Sanitario en Murcia insisten en la importancia de la prevención en origen, no solo durante el transporte, almacenamiento y manipulación de los alimentos. Por eso es necesario que tu empresa esté inscrita en el Registro Sanitario de tu Provincia si no lo está aún.

Si eres agricultor, no olvides contactar con nosotros para  análisis de agua en Murcia o en tu lugar de trabajo.